Termina 2020 sin avances en brecha de género en las empresas privadas del país

Mujeres-trabajandoMujeres-trabajando

Menos de uno de cada cinco puestos directivos en México son ocupados por mujeres. Y una gran parte de aquellas que los ocupan debieron sortear un sinfín de obstáculos.

Cuando a Julianna Martínez Salazar la nombraron directora ejecutiva de la agencia de distribución Grupo Witt, que comercializa marcas como Volkswagen, Nissan y Renault, dos compañeros suyos renunciaron a sus cargos al enterarse de su nombramiento.

Ya antes había sufrido acoso laboral por parte de uno de sus jefes, narra para El Financiero, pero Julianna no desistió en sus objetivos de alcanzar la gerencia de Grupo Witt obteniendo el primer lugar en satisfacción de los clientes consolidando un equipo de trabajo de alto rendimiento.

Pero el caso de Julianna Martínez es solo uno de muchos. Ana de Saracho O´brien, directora de Regulación de Telefónica Movistar México, reconoció los retos que tuvo que superar para ocupar un cargo de alta gerencia, principalmente por el hecho de ser mujer.

Ana relató, en entrevista con Radio Fórmula, que tuvo que cambiar de empleo para poder ascender en los escalafones de las organizaciones empresariales, porque el hecho de ser mujer la limitaba. Hasta que, finalmente, alcanzó la dirección de Regulación en la compañía telefónica.

Estas dificultades han sido compartidas por mujeres que desempeñan distintos cargos de alta gerencia en México, por lo que la representación ONU Mujeres reveló en su informe 2020 que la brecha de género prevalece tanto en el sector público como en el privado, siendo en este último donde no existe una obligatoriedad de cumplimiento de paridad de género.

Ya el informe Women in Business 2020 había señalado que en México el 16 por ciento de los cargos de alta gerencia son ocupados por mujeres, por lo que su participación en el liderazgo empresarial se encuentra rezagada.

La organización Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) detalló que México es el país con el menor porcentaje de asientos ocupados por consejeras en las empresas que cotizan en las bolsas de valores y aunque hubo un incremento en términos absolutos en 2020, respecto a 2019 al pasar de 153 a 186, apenas corresponden al 7.74 por ciento del total de consejeros en las compañías con capital público.

Cifras como éstas revelan un escenario desalentador para las mujeres. La fundadora de Impronta Verde, Claudia Corona, dijo durante la inauguración del Club del 30% México, que no existen condiciones equitativas para que las mujeres ocupen los mismos puestos laborales que los hombres, por lo que este club se ha propuesto alcanzar en 2025 la participación de un 30% de las mujeres en los consejos de administración de las empresas listadas en las bolsas de valores del país.

Esta percepción es compartida por Yvette Mucharraz, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE Business School, quien en el mismo evento recalcó que entre 2018 y 2019 no se observó ningún cambio significativo en la ocupación de puestos de alta gerencia por mujeres, pese a que cada vez las mujeres cuentan con mayor preparación académica que los varones.

Las dificultades que enfrentaron Julianna y Ana para alcanzar un puesto de alto nivel en las empresas para las que laboran en México, ilustran lo que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya publicó en cifras: La OCDE coloca a México en el último lugar en cuanto a condiciones laborales igualitarias entre hombres y mujeres al registrar un 19 por ciento de diferencia en las percepciones económicas entre hombres y mujeres.

 

The post Termina 2020 sin avances en brecha de género en las empresas privadas del país appeared first on Radio Fórmula.